Compartir en: Compartir en facebookCompartir en TwitterCompartir en Google plus

Descargar en PDF

  TELEKTONON

EL JUEGO DE LA PROFECÍA

UN PROGRAMA CULTURAL DE

LA FEDERACIÓN GALÁCTICA

  

de  Pacal  Votan
LA PIEDRA PARLANTE DE LA PROFECÍA QUE UNE A LA GENTE DEL AMANECER CON LA GENTE DEL LIBRO

 Transcrito por Mono Espectral Azul

 Índice de Secciones y Versos 

0

1

2

3

4

 

5

6

7

8

9

 

10

11

12

13

14

 

15

16

17

18

19

 

 Título e Invocación

 “Versos Introductorios: Una Profecía Viva”               

 “Nah Chan: el Palacio de Bolon Ik”                              

 “El Cubo de la Ley y la Torre de Babel”                     

 “Telektonon: el Marco del Tiempo”                             

 

 “Mi Cuenta de los Días es Perfecta”                             

 “Todo es Número”                                                          

 “Señor Buda”                                                                   

 “Heptágono de la Mente”                                              

 “Babilonia Imperial”                                                       

 

 “El Libro de las Profecías Oscuras”                             

 “La Profecía de las Siete Generaciones”                      

 “Testigo Especial del Tiempo”                         

 “Guerra de los Justos”                                        

 “Marcha Sagrada de la Victoria”                                   

 

 “La Tormenta del No-Ego                                              

 “El Éxtasis de la Liberación”                                             

 “Los Profetas de la Paz están Despertando”       

 “El Tesoro Escondido del Mago de la Sabiduría de la Muerte”

 “Siete Oráculos Perfectos”                                             

 

 

Versos 1-4

Versos 5-10

Versos 11-20

Versos 21-24

 

Versos 25-31

Versos 32-37

Versos 38-45

Versos 46-51

Versos 52-58

 

Versos 59-64

Versos 65-73

Versos 74-79

Versos 80-86

Versos 87-92

 

Versos 93-99

Versos 100-103

Versos 104-109

Versos 110-116

Versos 117-126

 

Colofón

 EL TELEKTONON DE PACAL VOTAN

 La Piedra Parlante de la Profecía Que Une a la Gente del Amanecer

con la Gente del Libro

 

 

0. “Y si luego te rechazan,

así rechazaron a los apóstoles

 antes que a ti, quienes vinieron con señales claras,

libros de profecías oscuras

y el Libro de la Iluminación”

­Sagrado Corán, Sura III 19,184

 

“Todos quienes obedecen a Dios

y al Apóstol

están en la compañía

de aquellos a quienes

Dios ha agraciado,

los profetas que enseñan,

los sinceros amantes de la verdad,

los testigos que dan fe,

y los justos que hacen el bien,

¡Ah, que hermosa comunión!

 

Tal es la prodigalidad

De Dios: y suficiente

Es que Dios lo conoce todo”

Sagrado Corán, Sura IV 9.69-70 

 

 

 

 

VERSOS INTRODUCTORIOS:

UNA PROFECÍA VIVA

 

1. El Evangelio del Telektonon de Pacal Votan

Una Dispensación Especial para el Día de la

Verdad, 1993-1994 DA. Kin 144

 

2. Proclamación en nombre de los tres

mensajeros del despertar,

de las tres voces especiales de la profecía,

el testigo especial del tiempo y la última llamada.

 

3. Telektonon

el sol interno

la madre de toda profecía

mensaje de la testigo estelar, Bolon Ik,

recibido y repetido por su siervo en amor,

Pacal Votan.

 

4. En el séptimo año de la

Convergencia Armónica

los siete sellos del apocalipsis,

se convierten en los siete años de la profecía...

trece años en total.

Trece lunas la senda para caminar,

trece lunas la senda para hablar;

gente del amanecer, una mente,

gente del libro, un Dios;

una profecía viva, un pueblo, un Cielo,

una Tierra.


 

 

NAH CHAN:

El Palacio de Bolon Ik

 

5.-      Oh hijos de la gente del amanecer, oh hijos de la gente del libro, vengo como el testigo especial del tiempo para recordarles, especialmente en el día de la verdad, que en su origen ustedes son uno, y en el día de la verdad deben hacerse uno de nuevo. Para esto les recuerdo el Cubo de la Ley, Telektonon, y los 28 días, el camino de las trece lunas que es el sendero de los justos. 

6.        Nah Chan, Palenque, Xibalbay, Tollan, Xochicalco, Tepozteco, Amatlan; en estas señales moran mis agentes especiales, los testigos de la verdad, 13.66.56 y Bolon Ik, hija de Job. 

7.        Para aquellos con ojos, con mente abierta y corazón sincero, esta enseñanza está completa en cada alineamiento y marca de piedra de la base del comando estelar ahora llamada Palenque. 

8.        La Nueva Jerusalén es el Palacio de Bolon Ik, cuyo número es 17 28 (144x12), el Cubo de la Ley. Diecisiete es el poder del Cielo, “Urano solar”, que es la Tierra en el Cielo. Veintiocho es el poder del Telektonon, la Torre del Espíritu del poder de 7 veces 4. 

9.         Nunca olviden, hijos del día de la verdad: Todo es número, Dios es un número. Dios está en todo. 

10.      Y todo lo que hay en el palacio está expuesto de forma cuadrangular desde el cordón del Cielo que es el comando del Telektonon. Palabra divina nunca pronunciada hasta el Día de la Verdad. Y en ese palacio cuadrangular está la torre del Cubo de la Ley.


 

EL CUBO DE LA LEY Y LA TORRE DE BABEL

11.      Oh hijos del día de la verdad, antes de la separación que os dividió en hijos del amanecer e hijos del libro, sólo estaba el Cubo de la Ley y la Ley del Cubo.

12.      Todos y todo se movía y vivía dentro de esta Ley: una mente, un espíritu, una voluntad. 

13.      Dentro de las dimensiones y medidas del cubo está todo el conocimiento del Cielo y la Tierra. Y para que ustedes supieran, se expandieran y se deleitaran en la sublime Ley del Cubo, Dios les creó, oh hijos del día de la verdad. 

14.      Y aunque formados de nada más que barro y arcilla sonora, en ustedes está la perfección del conocimiento del Cubo de la Ley, ¡si tan sólo recordaran! 

15.      Hijos del Día de la Verdad, así como el cubo es la medida de la perfección del pensamiento de Dios, así ustedes son la medida de la perfección del movimiento incesante de Dios, que se llama tiempo. 

16.      En ustedes, el cubo es la corona del perfecto conocimiento de la voluntad de Dios en el tiempo. Pero fiel a su palabra, Iblis hizo una semejanza literal errónea. Para mostrarse a sí mismo como enemigo del hombre, Iblis dividió el cubo. Activó un olvido del tiempo dentro de la mente, separando la mente del espíritu, que es el movimiento de Dios en todas las cosas. 

17.      Y desde este olvido en el hombre, mente y espíritu llegaron a confundirse. La voluntad se debilitó. El ego nació. Iblis el ser de muchas cabezas triunfó. Surgió la falsa autoridad. Babilonia se erigió y en su centro la Torre de Babel, la maldición monumental de no conocer más el tiempo. 

18.      En el olvido estaba la separación de la gente del amanecer de la gente del libro. Si no hubiera habido Torre de Babel, no hubiera habido Libro. La Torre de Babel fue un engaño intencionado para mostrar el Cubo de la Ley existiendo fuera de la perfección del conocimiento ya formado en su interior, oh hijos del día de la verdad. 

19.      Producto del olvido, la Torre de Babel tiene unas dimensiones ensombrecidas de permanente oscuridad y generalizadas que se extiende 5.000 años desde Babilonia a los más remotos desiertos y refugios de las altas montañas de la Tierra. La maldición del ego y del falso tiempo de Iblis se completan, pero sólo se sostendrán hasta el día de la verdad. 

20.      Porque Dios es generoso y muy misericordioso. Mientras que pudo, mantuvo a la gente del amanecer lejos de la Torre de Babel. Y a ambos, la gente del amanecer y la gente del libro, les envió numerosos mensajeros, apóstoles de la luz, testigos de la verdad, hacedores del camino recto, que está siempre enmarcado por la invencible Ley del Cubo.

 

TELEKTONON: EL MARCO DEL TIEMPO

21.        Como el testigo especial del Tiempo, yo, Pacal Votan, conozco la perfecta cuenta de los días. Me inclino en el templo de la torre y la roca, el santuario de Bolon Ik. En mi cuerpo, formado de la máxima perfección del poder de todo movimiento y medida de Dios (Hunab Ku), está el recuerdo que es profecía. Conociendo este cuerpo como la medida del tiempo, hice construir este palacio y esta torre para corregir y también buscar en la Torre de Babel, una memoria del recuerdo. Y en mi noveno templo, donde, guardado por los nueve poderes del tiempo, yace este cuerpo, he dejado este legado para ustedes, la Piedra Parlante de la Profecía.

22.         Telektonon, el marco del tiempo que les he dejado, es un espejo para mostrarles su propia verdad del tiempo por una última vez. Porque ahora es el día de la verdad, la hora del juicio. 

23.         Ustedes, hijos del amanecer, y ustedes, gente del libro, unifíquense en la única forma posible: en el tiempo, a través del tiempo, como tiempo. 

24.         Telektonon, la perfección del tiempo es el único camino para que ustedes escapen del fuego que consume a los injustos. Si ustedes los que saben, los que han seguido el camino correcto, el buen sendero, vacilan ahora en este reto de unificación en el tiempo, Telektonon, el cual ya ha sido preparado para ustedes, perecerán para siempre en el fuego que ahora consume a todos los incrédulos. El comando de Dios está en ustedes. No escuchen al maligno ahora.


 

 

MI CUENTA DE LOS DÍAS ES PERFECTA 

25.         ¡Escuchen! Este es mi conocimiento: mi cuenta de los días es perfecta, mi conocimiento del Cubo de la Ley es incomparable. Doce es el número del templo, pero trece es el número de Dios. Doce veces doce, 144, es el número de la perfección del templo como la luz. Y doce veces 144, 1728, es el número del Cubo de la Ley, Telektonon, la palabra divina no pronunciada hasta ahora. 

26.         “... Al que venciere le daré de comer del maná escondido, y le daré una piedra blanca, y en esa piedra, un nuevo nombre escrito, que ningún hombre conoce, salvo el que lo recibiere” (Revelaciones 2:17). Y ese nombre es Telektonon y esa piedra blanca es el cristal, y ese maná escondido es el conocimiento de la revelación del tiempo. 

27.         El número de los elegidos es 144.000. Este era el número reservado por Dios para estar libre de la maldición de Iblis. Este número está dispersado entre la humanidad, y estaba desde siempre destinado a multiplicarse tanto entre las gentes del amanecer como entre las gentes del libro. 

28.         Pero, ya que un kin humano es la medida de la perfección del tiempo, 144.000 es también el número de días dentro de un ciclo de 20 generaciones. 

29.         Doce veces 20 generaciones es 1.728.000 días, el número del Cubo de la Ley. Pero para Dios, un ciclo más, 144.000 días más para tentar a Iblis a realizar su veintena, un total de 1.872.000 días, trece ciclos de los elegidos de Dios. 

30.         Yo soy Pacal Votan, testigo especial del tiempo, agente galáctico de los Nueve Grandes Señores del Destino, por el juramento prometido en honor de Bolon Ik. 

31.         En mi cuerpo del tiempo, trece historias estelares se repiten para el día de la verdad. Cada historia estelar posee su propio guardián de conocimiento designado por los Nueve Grandes Señores del Destino Galáctico. Trece Guardianes de Sabiduría, Nueve Grandes Señores, 22 en total, a cada uno de los cuales estoy unido por un hilo luminoso de conocimiento, sellado por juramento a Bolon Ik, Viento Solar Blanco, Kin 22 en el Libro del Destino, el Libro del Kin.


 

 

TODO ES NÚMERO 

32.         Todo es número. Dios es un número, Dios está en todo. 

33.         Hijo del día de la verdad, escucha: 20 es el número de la totalidad. Tienes 20 dedos en manos y pies porque Dios ha hecho en ti, la totalidad del tiempo. Trece es el número de la sabiduría cósmica de Dios, perfecto en su poder del cambio y circulación incesante. Trece son las articulaciones de tus extremidades y tu cuerpo. Siete es la diferencia entre trece y 20. Siete es la perfección mística entre el uno y el trece. Siete es la columna vertebral erecta vigilante en la que se encuentran las 144.000 fibras místicas del anhelo corporal de la profecía. 

34.         144.000 kin, 144.000 días, son definidos como un Baktun. Trece Baktunes, un ciclo perfecto para ensayar las trece historias estelares. Cada Baktun, 20 generaciones; cada generación, 7.200 kin. Así fue que Bolon Ik ordenó la cuenta sagrada de los días, cada día un kin sagrado, cada kin uno de los elegidos, un vuelta en el giro del tiempo universal, cada kin regido por el poder del nueve, el poder de los Nueve Grandes Señores del Tiempo. 

35.         Así comenzó la cuenta sagrada de los trece Baktun, 3113 años antes del nacimiento del segundo de los mensajeros especiales, el Apóstol Jesucristo, quien les envió un Libro de Profecías Oscuras, 22 capítulos sagrados en total, a través de su testigo designado, Juan de Patmos. 

36.         Todo esto sé y declaro que es verdad, porque soy el testigo especial del tiempo para el día de la verdad, Pacal Votan, repetidor de las trece historias estelares, él que añade los 144.000 elegidos a la cubicación del cubo, que asegura no doce Baktunes, sino trece para ser el número que traiga el día de la verdad, ¡el juicio vuestro poder de recuerdo de Dios! 

37.         Hijos de la gente del amanecer, en vuestra separación de la gente del libro, Dios os designó a ser el recordatorio de que la que sabiduría ya es perfecta en vuestra forma corporal del tiempo.
 

 

SEÑOR BUDA 

38.         Para recordar, les envié muchos mensajeros, encendí muchos fuegos en lo alto de la cima de la montaña para que ustedes los vieran. Y envié un mensajero especial, un testigo especial del amanecer. 

39.         En la India, en el punto intermedio del séptimo Baktun, en el centro mismo del ciclo místico de los trece Baktunes, el Señor Buda despertó al amanecer; la estrella matutina, el árbol, la Tierra, fueron testigos de su iluminación. Durante siete semanas estuvo sentado bajo ese árbol. Nunca se movió, viajó a las siete direcciones y visitó con su mente cada reino de la vasta creación de Dios, sólo para aprender el giro de la Rueda de la Ley. 

40.         Resistiéndose a todas las tentaciones del maligno, enseñó incesantemente durante cinco años más en nueve ocasiones, hasta la edad de 80 años. Entregó todas las enseñanzas de la mente; el Libro no escrito de la Iluminación lo dejó con la Tierra. Su último viraje de la Rueda de la Ley, fue la enseñanza de la Rueda del Tiempo. Ofrecida a petición del Rey Suchandra de Shambhala quien viajó desde la lejana Asia Central para recibir esta enseñanza. La enseñanza de la Rueda del Tiempo culminó la vida del Señor Buda. 

41.         “Todas las cosas compuestas son impermanentes”, declaró el Señor Buda a su muerte, “Sé una lámpara y un refugio para ti mismo, no busques autoridad externa, sino a ti mismo”. El fuego de la iluminación del Señor Buda encendió muchas lámparas. El Libro de la Iluminación que dejó con la Tierra es un libro para que todos lo conozcan en silencio con la Tierra. 

42.         El Rey Suchandra en Shambhala transmitió la enseñanza de la Rueda del Tiempo, Kalachakra, como es llamada. Invocando a los Nueve Grandes Señores del destino galáctico, Shambhala prosperó en abundancia y sabiduría. Cuando llegó la séptima gobernanta después del Rey Suchandra, la Reina Visvamati, la gente de Shambhala ascendió como una al paraíso de la quinta dimensión, donde su sabiduría continúa para regar los ríos que fluyen bajo los jardines de los justos. 

43.         Integrando el poder del cinco, que es el centro, con el poder del doce, que es la raíz del cubo, integras el Kalachakra que es también el ciclo de 60 años (5x12). Por la Ley del Cubo que es el poder del 16, cuatro al cuadrado o siete más nueve, los dieciséis ciclos de 60 años es el tiempo señalado de la profecía, la profecía de Kalachakra, que es el tiempo del día del juicio. 

44.         Así fue que después de la llegada de la voz especial de Buda al Tibet, a finales del décimo Baktun, los señores de Shambhala determinaron liberar las enseñanzas de la Rueda del Tiempo entre la gente del amanecer que habitaba el Tibet. Así fue como la Rueda de la Profecía giró el primero de estos dieciséis ciclos en 1027 DA y se completó el decimosexto de estos ciclos de 60 años en 1987 DA, en cumplimiento parcial de la Convergencia Armónica de toda profecía. 

45.-        Oh gente del amanecer, no duden. El día señalado ha llegado.

 

HEPTÁGONO DE LA MENTE 

46.         Gente del amanecer, gente del libro, hijos del día de la verdad. Para salvaguardar tanto como fuera posible las enseñanzas de los Originales de la confusión de la Torre de Babel, Dios dividió la Tierra de su único océano en grandes masas insulares llamadas continentes. Y lo más alejado de Babilonia estaba Amerrikua, y también distante estaba Australia y los Reinos de las Islas de la Polinesia. Incluso en África, cerca de Babilonia, durante algunos grandes ciclos la gente del amanecer estuvo protegida en su sabiduría natural. 

47.         Pero inexorable es mi cuenta de los días, inexorable el rotar de la Rueda del Tiempo, inexorable es la Ley del Cubo. 

48.         Telektonon es el nombre de la bendición recibida por aquellos que dominan la Ley del Cubo. Grande es el poder de Dios, cuyo poder y bendición está siempre cercana y próxima, franca la acción manifiesta de la radiancia desde la divina intersección de la Presencia de Dios: mente divina, espíritu divino, voluntad divina, fuente divina de donde emana el Cubo. Firme el Cubo, la medida del Telektonon, una vasta palabra cada vez más extendida que no es palabra, sino número multiplicado por sí mismo del interior de la meditación incesante de Dios que nosotros elegimos llamar creación. 

49.         Desde una intersección, seis direcciones más la séptima, el centro móvil del tiempo, la naval del Cielo cuya cuerda es una fibra llamada Kuxam Suum. Desde la naval del Cielo al plexo solar corre el Kuxam Suum, la autopista que llega hasta las raíces de las estrellas atravesando cada una de las dimensiones celestiales. 

50.         Yo, quien dice esto, sé, porque yo soy Pacal Votan, quien ha dejado para ustedes una piedra parlante, Telektonon. Soy el testigo especial del tiempo, el espía de Dios que sostiene la vigilia, manteniendo la cuenta sagrada de los días, ¡mostrándoles a ustedes la mentira de Babilonia, la falsificación del Cubo en la Torre de Babel! 

51.         Quien sino yo puede ahora decirles que siete son las direcciones del Cubo, el Heptágono de la Mente: doce son las puertas, dieciséis los poderes; movidos por los nueve grandes poderes del tiempo, estos dieciséis poderes se convierten en el número de los elegidos del Cubo, 144. Multiplicado por el milenio, 144 se convierte en 144.000, el número sagrado de los días que yo establezco para conocer la profecía durante la cuenta de mi primer Baktun.
 

 

BABILONIA IMPERIAL 

52.         Hijos del libro, aún antes de cerrar mi primer Baktun, 20 generaciones desde el año 3113 AC se pusieron las bases de la Torre de Babel. Ahora estaban cautivos los 144.000 dentro de la prisión terrenal del materialismo de Babilonia. 

53.         Sin embargo, gracias a mi devoción y poder de meditación, desde las profundidades de la Tierra, ayudado por la perseverancia de Bolon Ik desde el lejano Urano, el gemelo armónico de la Tierra, mantuve la sagrada cuenta de los días y vigilé el movimiento de la marcha sagrada del kin. 

54.         Cuatro Baktunes más pasaron y el poder de Babilonia creció con el saqueo del Imperio. A pesar de la rectitud de Abraham y la Ley de Moisés, la sombra de la Torre de Babel sólo incrementó en tamaño y oscuridad. 

55.         Llegó el sexto Baktun y la Babilonia Imperial estaba completa. Su sello del tiempo y poder falsos, los impuestos y la expansión armada habían hecho realidad el deseo de Iblis de degradar y arruinar a toda la humanidad al crear la falsa apariencia de rectitud. Apariencia de rectitud ahora para amasar riqueza y poder, apariencia de rectitud para crear una cuenta del tiempo de doce meses; y apariencia de rectitud para tratar las trece lunas con superstición y desprecio; apariencia de rectitud para cobrar impuestos y pagarlos, apariencia de rectitud para librar guerras por el poder del Rey; apariencia de rectitud que para nacer y morir se debe pagar; apariencia de rectitud de que todo el poder emana de los sacerdotes, los hombres más apreciados de Iblis. 

56.         ¡Oh gente del libro, perdida estaba para ustedes toda memoria de la Ley del Cubo; la esclavitud se convirtió en su sino! Más yo soy Pacal Votan, testigo especial del tiempo. Aún antes de que viniera el segundo mensajero especial, Cristo el Apóstol del Amor, por mi libre voluntad y mi conocimiento del poder del siete, reclamo a los Siete Sellos de la Profecía que el día de la verdad, se acabaría la maldición de Iblis y triunfarían los justos. Y ahora ha llegado el día de la verdad. Telektonon la piedra parlante habla ahora en una voz para que todos escuchen. 

57.         Hacia el séptimo Baktun los siete Sellos de la Profecía fueron almacenados en la piedra imantada especial de la verdad de la Tierra, cuyo custodio soy yo. 

58.         Hacia el octavo Baktun, Iblis causó que la Torre de Babel hablara más lenguas en un creciente choque de imperios. En medio de esta confusión vino el Apóstol del Amor, crucificado por sacar a los prestamistas del templo, incomprendido por la gente del libro, para finalmente ser absorbido por los Sacerdotes de Babilonia, ahora Romanos por lengua, quienes utilizan este Cristo como su emblema para generar la mayor maldad de Iblis, la usurpación total del Tiempo Terrestre.
 

 

EL LIBRO DE LAS PROFECÍAS OSCURAS 

59.         Jesús tuvo una voz especial, un hombre llamado San Juan de Patmos, en quien se cumplió el don de la profecía. Desde mi arca del tiempo universal, la piedra imantada especial de la verdad de la Tierra, la roca del Cielo, alcanzada por los trece tonos, yo guié la mano de San Juan por el poder místico del siete. Y así fue enviado al mundo el Libro de las Profecías Oscuras, las Revelaciones, el Apocalipsis, 22 capítulos místicos, de los cuales los trece primeros reflejan mis trece grandes Baktunes, nueve más para los Señores del Tiempo, siete de los cuales para cada uno de los Siete Años de la Profecía y los dos últimos para completar el poder visionario de los justos del Cubo: 144.000 veces trece. 

60.         Para aquellos que puedan leer, encontrarán los números 1260 y 666 de Iblis, por todos conocidos en el día de la verdad, puesto que 12:60 es la proporción del falso tiempo que convierte a los justos en mártires y 666 el número de la bestia que captura mi decimotercer Baktun. 

61.         Hijos del día de la verdad, hijos del amanecer, gente del libro, todo esto lo pueden escuchar en las piedras de Palenque, donde en el décimo Baktun yo tomé la pura forma humana. De los 27 libros del Nuevo Testamento, el 27º es el de las Revelaciones. 27 escalones ascienden al Palacio de Bolon Ik. Este palacio, la Nueva Jerusalén, es el poder místico del Telektonon, el escalón 28, el poder del siete santificado por el cuadrado. 

62.-        Los veintidós capítulos de las Revelaciones son los 22 kin completos en Bolon Ik: trece por el poder del tiempo, nueve por los Nueve Señores del Tiempo, cuyas formas aún guardan mi arca de piedra en las profundidades del noveno templo del Cubo de la Ley. Perfecto fue el tiempo de mi llegada, kin 1.366.560. Perfecto fue el tiempo de mi partida, kin 1.385.540. 

63.         Instalado en la Casa de la Serpiente, mi llegada fue conmemorada por la partida del tercer mensajero, el mensajero especial del día de la verdad, el Apóstol Mahoma, quien dejó para los justos de la Tierra, el Libro de los Justos, el Sagrado Corán, con claras señales para comprender. 

64.         Así como Buda enseñó una mente pura, Mahoma enseñó un Dios puro. La sumisión a la voluntad de Dios está en el centro de la Ley del Cubo. Verdaderamente para los justos sólo hay un camino recto, el sendero de la bondad básica, impreso en el corazón como obediencia a la voluntad de Dios, el plan Divino insondable para aquellos que gritan: “Sólo la razón puede salvarnos”.
 

LA PROFECÍA DE LAS SIETE GENERACIONES 

65.         Yo soy Pacal Votan, testigo del tiempo. El Telektonon es mi evangelio. La piedra parlante de la profecía unificadora es mi legado dedicado a ese mensajero especial que comprende el significado de mis números. 

66.         Mediante mi canal simbólico de comunicación llamado Telektonon propongo que esta profecía sea descubierta y recuperada. Una vez que hayan transcurrido 40 años desde el momento del descubrimiento de mi cripta Uraniana, luego vendría la recuperación, el recuerdo mediante mi agente especial de los números repasados y repetidos para anunciar el día de la verdad. 

67.         Perfecto fue el tiempo de mi venida. Perfecta fue mi misión. Perfecto fue el tiempo de mi partida. Perfecto es el descubrimiento de mi profecía. Perfecto es el Telektonon, el pequeño libro que el ángel del Señor hizo probar y comer a San Juan de Patmos, el cual ahora ustedes poseen, un tesoro para el día de la verdad. 

68.         Lo que ustedes testifican mediante estas palabras es el último mensaje que di a mi gente, el mensaje del 9.13.0.0.0, escuchado desde mi arca de piedra a través del Telektonon. Tubo por el que habla el Espíritu de la Tierra. A mi gente declaré: 

69.-        Hay siete katunes para seguirme. Siete generaciones, cada una guardada por un testigo solar que toma cuenta de lo que ustedes hacen, cada testigo solar sellando vuestro tiempo con una profecía que es conocida como el Libro de las Siete Generaciones. Y este libro está para ser abierto el día de la verdad. 

70.         “Después de siete generaciones, el final del Baktun. Diez Baktnes han pasado, la gloriosa Era de los Mayas ha pasado, la cuenta larga de mis días se completará en el kin 1.440.000, el número místico de los elegidos multiplicado por diez.

71.         Luego vendrán los tres Baktunes de Babel, el próximo exilio del tiempo 12:60. Trece años después de este décimo Baktun vendrá la última ronda profética: trece ciclos del Cielo, cada uno de 52 años, seguidos por los nueve ciclos de Infierno, cada uno también de 52 años. Cuando la tercera ronda de Cielo comience, el Mensajero de la Última Llamada vendrá a ustedes, el profeta de nombre Quetzalcóatl-Kukulkan. 

72.         Y cuando el decimotercer ciclo de Cielo termine, entonces vendrá la destrucción completa de todo lo que somos y conocemos. Antes de que termine el duodécimo Baktun, dos sacerdotes dando falso testimonio, adornados con los números sagrados siete y trece, verán que el decimotercer Baktun será el final del tiempo. 

73.         Inexorable será el rodar de los Nueve Infiernos hacia el Abismo del fuego y la locura. En el tiempo del último Infierno, aunque ustedes serán declarados libres, no serán libres. Diez Reyes en sucesión marcarán el clímax del tiempo. Siete años seguirán al final del último Infierno. Entonces tocará el ángel de la séptima trompeta, rodarán los siete truenos, la bestia de las siete cabezas llamada el G-7 colocará su marca en sus frentes y manos, el falso de Babilonia regresará para ser abrazado por el Serpiente 11. Entonces el día de la verdad llegará, los siete años de profecía.
 

 

TESTIGO ESPECIAL DEL TIEMPO 

74.         Gente del amanecer, gente del libro, hijos del día de la verdad, muchos mensajeros les han sido enviados, muchos profetas les han sido dados. Un libro de Iluminación ha sido puesto en la Tierra para que todos lo lean en comunión con la Tierra. Un libro de Profecías Oscuras ha sido dejado para ustedes. Una profecía de trece Cielos y nueve Infiernos para acompañar al Libro de las Profecías Oscuras ha sido dejado para ustedes. Un gran profeta y mensajero les ha dejado señales claras para comprender y un libro de irrefutable rectitud, el Sagrado Corán. 

75.         Como el testigo especial del tiempo, les he dejado mi piedra parlante, el Telektonon, aliento de la preciosa Bolon Ik y les he enviado a un profeta, Quetzalcóatl del sagrado Xochicalco, y para el día de la verdad he elegido a un mensajero especial que puede oír mi piedra parlante y escribir y explicarles sus números y su significado a ustedes, hijos de los justos. 

76.         No duden nada de esto. Cuando llegue el momento de aquel que ha de ser el undécimo en sucesión, sucediendo al Serpiente 11, entonces únanse a los creyentes y comiencen la profecía que libera de todos los Reyes y sucesores. 

77.         Diez testigos puse alrededor de mi tumba, diez emisarios de Urano, uno para cada uno de los diez Baktunes. De estos yo soy el undécimo. Aquel que sea el undécimo en sucesión de los Reyes de México debe admitirme como el undécimo, entonces irá todo bien. 

78.         Seis mensajeros coloqué en mi piedra parlante de la profecía, tres arriba: los Señores mensajeros Buda, Mahoma y Cristo, y tres abajo; Padmasambhava, Quetzalcóatl y San Juan de Patmos. De estos yo soy el séptimo. 

79.         Yo soy Pacal Votan, como testigo especial del tiempo, mensajero del Telektonon, instrumento del séptimo ángel, declaro una y otra vez: Todo es número. Dios es número. Dios está en todo.

LA GUERRA DE LOS JUSTOS 

80.         Vean cuidadosamente en mi piedra y escuchen: diez mensajeros, 24 señales, pues diez son el número de órbitas de planetas alrededor de esta estrella Kinich Ahau, vuestro Sol. Desde mi punto de origen, vuestra estrella es designada la 24, el número del circuito de inteligencia externalizada. Si ustedes son de los justos, entonces en esta hay una señal para ustedes de vuestra misión estelar. 

81.         Y desde cada una de las tres bocas del oráculo de los brazos de la cruz en mi Kuxam Suum, encontrarán 24 rayos repetidos tres veces, la mitad del número de los elegidos (3x24 = 72). Sumen a esto tres veces once (33) y el número que da es 105, la diferencia entre el número de días de su órbita solar, 365 y el número de kin en mi cuenta sagrada, mi giro galáctico, 260. 

82.         13:20 es la proporción del tiempo sagrado natural. 12:60 es la proporción del falso tiempo de la Torre de Babel. 13:20, trece lunas, 20 dedos de manos y pies. 12:60 doce meses del año, hora de 60 minutos. Hijos del día de la verdad, en esto hay una señal para que ustedes discriminen entre el poder del maligno que busca atraparlos en su máquina y el poder de los justos que nada necesitan sino lo que Dios les ha otorgado: su cuerpo del tiempo y su senda natural sincronizada por las trece lunas. 

83.         Hijos del día de la verdad esta es su única decisión, porque Dios conoce y ve todo cuanto hay en sus corazones. Gente del amanecer, gente del libro, a la hora del juicio unifíquense en la única forma que pueden: en el tiempo, como el tiempo, a través del tiempo. Para esto en el año del kin 144, el Telektonon es revelado a ustedes, el plan de Dios para la paz en la Tierra, la última y única esperanza para la renovación y salvación espiritual, la inmediata aceptación y adopción del camino del calendario de las trece lunas de 28 días, Telektonon. “Y había un nombre escrito que ningún hombre conocía sino él” (Revelaciones 19:12). Y ese nombre es Telektonon. 

84.         Hijos del día de la verdad, gente del amanecer, gente del libro, cuadrada es mi piedra parlante, invisible su diseño, su cristal enlazando historias estelares se encuentra en mi forma humana. Yo soy el testigo especial del tiempo, estoy buscando apóstoles del tiempo para organizar el día de la verdad en la revelación de la redención de Dios. El perdón universal espera a aquellos que comprenden el plan de Dios, un tiempo común de 13 lunas de 28 días – comienzan juntos en la hora señalada, en el día llamado Luna Lunar, el primer día del segundo año de profecía. 

85.         Hay dos caras solares sobre mi piedra parlante, una es un icono de mi escudo solar, Sol Galáctico, la otra, Sol Lunar, un emblema del tiempo lunar perfecto en la órbita solar de la Tierra. 

86.         Hijos del día de la verdad, la hora del juicio ha llegado para ustedes. ¿Cuánto tiempo más necesitan para asfixiarse en el exilio del tiempo Babilónico 12:60? Mis hijos son los oprimidos. ¿No es acaso ya el tiempo de la guerra de los justos para restaurar la igualdad? ¿Por qué no librar entonces la guerra para destruir completamente el viejo tiempo? ¿Por qué no destruir los odres del vino de Babilonia de la fornicación de un solo golpe?

  

LA MARCHA SAGRADA DE LA VICTORIA 

87.         Oh hijos del día de la verdad, gente del amanecer, gente del libro, en sus orígenes ustedes eran una sangre, hoy la hora del juicio les demanda ser uno de nuevo, unificados en el tiempo. ¿Quién entre ustedes se unirá a mis apóstoles del Telektonon? Ya el regalo les ha sido dado. Ya les hemos dejado la herramienta 13:20, mi cuenta sagrada de los días, 260 kin, para girar la rueda solar lunar de 365 días. Y cuando la profecía fue reivindicada en la conclusión del noveno Infierno, enviamos entre ustedes la forma perfecta del regalo, El Encantamiento del Sueño, conteniendo el mensaje de las trece lunas. 

88.         Más esto no era suficiente, la séptima trompeta aún debía sonar, y así lo hizo en el cuadragésimo año, después del descubrimiento de mi arca de piedra Uraniana. Y ahora mis profecías son reveladas. El Apocalipsis Maya del Kin 144, Semilla Magnética Amarilla, convierte el séptimo año del destino kármico en la apertura del primero de mis siete sellos de profecía. 

89.         En este sello franco, todas las profecías convergen. La bestia del G-7 queda al descubierto. El Vaticano Babilónico queda expuesto. En la visión del sueño arco iris, 144.000 de los elegidos son llamados de nuevo a reunirse en círculos, para escuchar, cantar, y danzar la canción del Telektonon. 

90.         Oh hijos del día de la verdad, gente del amanecer, gente del libro, siete es mi poder sagrado. Cuatro veces siete es 28, el número que, perfectamente seguido abre la puerta del Cielo. Caminando juntos la senda sagrada de las trece lunas de 28 días, se unirán al mandato de Dios, una marcha victoriosa sagrada de los justos para restaurar el orden sagrado en esta atormentada Tierra y recuperar sus poderes perdidos. 

91.         Cuatro poderes del siete les son dados a ustedes para ser su consuelo en la Marcha de la Victoria, un poder para cada una de las cuatro semanas perfectas, cada 28 días. ¡Por el primer poder del siete, clamen su poder de la profecía; por el segundo poder del siete, mantengan su poder de profecía; por el tercer poder del siete, proclamen la victoria de la profecía; por el cuarto poder del siete conviértanse en la victoria de la profecía!. 

92.         Oh hijos del día de la verdad, 144.000 veces trece es un ejército de los justos. Aprendan de nuevo la cuenta sagrada del tiempo y únanse a este ejército. Oh hijos del día de la verdad, dense cuenta de que todo lo que concierne al viejo tiempo 12:60 se ha convertido ahora en una vestimenta del falso ser, una corrupción moral, un festín para el maligno.

 

LA TORMENTA DEL NO-EGO 

93.         Oh hijos del día de la verdad, hijos de la gente del libro, en la Tormenta está la señal del poder de Dios. A la Tormenta está asignado el poder del diecinueve, la saturación mística de todo número. 114 Suras, diecinueve veces seis, el poder del Cubo, son el número de Suras en el Sagrado Corán. 22 años después del descubrimiento de mi cripta Uraniana, Telektonon, llegó la revelación completa del poder del diecinueve del Corán, la misericordia de Alá. Diecinueve años más para revelarse el karma del profeta de Alá asediado por la conspiración Babilónica. Entonces llega el destinado año diecinueve, kin 144, la hora de la convergencia de la profecía, el momento del día de la verdad. 

94.         Permitan a los 124.000 mensajeros convocar a los 20.000 restantes; que cada uno de ellos toque siete trompetas, siete veces. Que estos siete toques de siete trompetas convoquen a seguir el plan perfecto de Dios. Marquen siete veces siete años desde que el maligno mostró su fiero rostro en Hiroshima. Sean honrados por la cancelación de Dios del poder de Iblis del olvido moral. Permitan que la tormenta del poder de Dios del diecinueve limpie con misericordia cósmica la sangre de todos los mártires desde los tronos de Reyes, y que estos mismos tronos sean disueltos por el agua pura del tiempo sagrado que fluye a través de los jardines de los justos. 

95.         Yo soy Pacal Votan, testigo especial del tiempo, revelador del Cubo de la Ley, patrón devoto del misterio que es mujer, la consumación del poder telepático del 28, conocido por mi con el nombre de Bolon Ik. 

96.         Soy Pacal Votan, enigma para ustedes hombres de la razón. Mi existencia es la demostración del funcionamiento de la ley superior. La telepatía es la participación en conocimiento de Dios, pero no es la causa para reivindicar el pleno conocimiento de sus poderes. La profecía, también es una ley natural, el elogio a la misericordia de Dios.

97.         0-19 es mi código. En él se encuentran todas las demostraciones de la sabiduría que siempre está próxima y cercana, aunque abarca la red del ser galáctico y todas las formas de sus órdenes naturales en el tiempo. Así como el diecinueve es el poder de la misericordia de Dios, el cero es la plenitud y el vacío a la vez que caracteriza la naturaleza de la mente y todo lo que ella puede conocer. 

98.         El Señor Buda llamó a este poder del cero, Sunyata. La voz especial de Buda, Padmansambhava, cuya vida siguió a la mía, exactamente como Mahoma la precedió, sabía que este Sunyata era la base del no-ego. 

99.         Si ustedes me conocieran y conocieran todo cuanto yo les testifico en esta hora del juicio, hijos del amanecer, gente del libro, entonces practicarían el ser que es no-ego.
 

 

EL ÉXTASIS DE LA LIBERACIÓN 

100.       Porque reposo en el Telektonon, la madre de toda profecía, mío es el éxtasis de la liberación. Con una mente de no-ego abrazada al corazón de Dios he enviado mi mensaje del Apocalipsis Maya. Al abandonar el calendario de doce y salir de la prisión del tiempo mecanizado, les llegará prontamente la misericordia de Dios. 

101.       Trece lunas, 20 dedos de manos y pies, trece articulaciones, cuatro extremidades, cinco sentidos que ya poseen. El conocimiento y poder del movimiento de Dios ya están en ustedes como una Madre embarazada contiene a su hijo. 

102.       ¿Por qué demorarse ahora? Cuando una casa está en llamas, poner a salvo sus posesiones sólo les costará su vida. Esta casa que está en llamas es Babilonia, la forma de vida 12:60, que ahora está destruyendo su biosfera y envenenando todo cuanto rodea sus vidas. No se demoren ahora acariciando sus máquinas. Este es el día del juicio. Si logran recordar, abandonen esta casa en llamas y sepan que una mejor manera ha sido ya preparada para ustedes, una marcha sagrada de la victoria, mis siete años de la profecía, Telektonon, la revelación sagrada del tiempo.

103.       El Cubo de la Ley espera su construcción a través de la mente, espíritu y voluntad colectiva de ustedes, oh hijos del día de la verdad. Iblis, Satán, el maligno, no es otro que su ego aferrándose a las fatales tentaciones de Babilonia. Dios conoce, no obstante,  exactamente lo que hay en sus corazones. ¿Por qué entonces no convertirse en un apóstol de la marcha sagrada de la victoria? El éxtasis de la liberación está destinado a ser compartido por todos.

 

LOS PROFETAS DE LA PAZ ESTÁN DESPERTANDO 

104.       Yo soy Pacal Votan, yo soy el testigo especial del tiempo, quien les lega una piedra parlante, un legado del lugar Nah Chan, Casa de la Serpiente, en la profecía conocida como Palenque. 

105.       Y también en Xochicalco encontrarán expresiones de mi evangelio en piedra dejadas por mandato de mi apóstol, Topiltzin Ce Acatl Quetzalcóatl, quien cerró el primer milenio de Cristo, como ahora mi profecía viene para cerrar el segundo milenio de Cristo. 

106.       ¡Oh gente del amanecer, gente del libro, hijos del día de la verdad, háganse uno de nuevo y no duden de la exactitud de la hora señalada el día de la Luna Lunar! Sincronícense ahora y con toda humildad acepten el plan de Dios , 28 días, trece lunas, más un día para la redención y el perdón. 

107.       Perdonen ahora públicamente las indiscreciones de sus enemigos y hagan una confesión completa de sus propias transgresiones. Si son sinceros, Dios verá esto en sus corazones y en su misericordia muchos seguirán su camino y, si ustedes proclaman en pro de la causa de la rectitud y la verdad, un nuevo comienzo y un nuevo tiempo, Telektonon, el camino de las trece lunas, y conminan a otros a hacer lo mismo, entonces Dios sabrá esto también y les convertirá en grandes generales de la marcha sagrada de la victoria. 

108.       Y, si ustedes poseen medios y riquezas, y escuchan estas palabras o les han explicado el curso del tiempo 12:60 y la bendición del tiempo 13:20, entonces no duden y practiquen la caridad. Atiendan a los niños huérfanos por la guerra y posibiliten los medios para la reconstrucción de la Tierra, y la práctica del arte y la cultura florecerán de nuevo. Practiquen esa caridad con fervor, pues pronto ustedes verán el final del dinero. Ya no correrá más el vino embriagante de la fornicación de Babilonia y, entonces, ¿qué será de ustedes sin sus créditos de papel y sus máquinas inservibles? 

109.       Los profetas de la paz están despertando. Verdaderamente, llega la hora del juicio. Entre los ángeles me conocen como el misterioso benefactor de los justos. ¿Desperdiciarán también esta oportunidad?. Tengan cuidado, porque ahora se está librando el fuego que consume toda falsedad.
 

 

EL TESORO ESCONDIDO DEL MAGO DE LA SABIDURÍA DE LA MUERTE 

110.       Gente del amanecer, gente del libro, hijos del día de la verdad, porque soy el testigo especial del tiempo, todo cuanto concierne a mi piedra parlante de la profecía es en cumplimiento del plan divino de Dios. 

111.       Mía es la enseñanza del camino del exilio 12:60 y del camino de redención 13:20. Transcurrieron exactamente 1260 años desde la dedicación de mi templo y cierre de mi cripta Uraniana, 692 DA, 9.13.0.0.0., hasta su descubrimiento y reapertura en 1952 DA, 12.17.0.0.0. Otras cinco veces siete años, los números de mi proporción sagrada transcurrieron antes del cierre del noveno infierno, 1987 DA, conmemorado por el sacrificio de Mono 3, la primera de las cuatro señales sagradas en el borde occidental de mi gran piedra parlante. En este gran sacrificio estaba una señal de la muerte y la trascendencia del camino de la gente del libro, “Joshua”, y la gente del amanecer, “Maitreya”. 

112.       Once juegos de discos triples, 33 en total, encontraran ustedes sobre mi piedra, pues 33 es el número del iniciado, la armónica del medio de las 65 que constituye el Tzolkin, mi cuenta sagrada de trece veces 20. Les he dejado todas las señales claras, dos bordes de estrellas, la hueste de los Nueve Señores del Tiempo repetidas en número en cada lado, arriba y debajo de mi piedra, un registro de historias estelares completan mi forma. 

113.       Pero especialmente quisiera que miraran a Marte y consideren de nuevo la disposición de las trece señales sagradas colocadas alrededor del borde de mi piedra, desde Ahau 8, mi sello de la verdad, hasta Cimi 13, el cierre galáctico del tesoro escondido del mago de la sabiduría de la muerte. 

114.       Diez emisarios celebran la gloria de mis regalos para ustedes, señales de paz desde otros mundos que los invitan a despertar de su sueño del Infierno Terrestre, para unirse al mandato de Dios, Telektonon, el camino de las trece lunas de 28 días y encontrar en esa cuenta de días una senda que conduce directamente al paraíso que es el reposo y recompensa de los justos. 

115.       140 es el número del Telektonon, perfecta es la proporción 5:7 (28x5 = 20x7) la misma que mi proporción sagrada 260:364 (+1). 

116.       Todo es número. Dios es un número. Dios está en todo.


SIETE ORÁCULOS PERFECTOS 

117.       Gente del amanecer, gente del libro, hijos del día de la verdad, esto completa mi testimonio, Yo, Pacal Votan, portador del escudo solar, he sido protegido por el amor perfecto de Bolon Ik quien ha guardado mi profecía hasta este momento de revelación. 

118.       Les he dado siete oráculos perfectos, un calendario perfecto de trece lunas, un instrumento para renovar su espíritu y sus poderes de Profecía, el Telektonon, y un libro de conocimiento para que ustedes penetren en la historia olvidada de su estrella, el Encantamiento del Sueño. También les he enviado dos mensajeros que dan testimonio de mi verdad, y trece señales perfectas. 

119.-     Ahora es el tiempo de mi profecía. Ahora es el día de la verdad. Ahora es la apertura de los siete sellos. Ahora es el sonar de las siete trompetas. Ahora es la hora del juicio. Ahora es el canto de los 144.000, el ejército simiente de los justos.

120.        Cuando la Luna Lunar haya desbordado sus orillas, el G-7 no existirá más.

121.-       Cuando el Mago Eléctrico llegue, únanse en estandartes de justicia.

122.      Cuando llegue la Tormenta Auto-Existente, serán fortalecidos con abundancia espiritual.

123.      Cuando llegue la Semilla Entonada, ni el dinero, ni los sacerdotes ya no les asediarán más, sino que la Tierra cantará en armonía con vuestra justicia, Babilonia no existirá más, la Ley del Cubo será ensayado plenamente en los corazones de los justos.

124.       En el signo de la Luna Rítmica, los sentidos se abrirán al maná del Cielo; por ningún lado encontrarán ya señales del maligno, de nuevo serán una raza cósmica.

125.        Y cuando llegue el séptimo año, el Mago Resonante sellará los Cielos y la Tierra con la gloria de toda profecía, la redención de todos los profetas, mensajeros, apóstoles y testigos de la verdad. 

126.       Después tendrán cinco años para hasta cerrar el ciclo de la Semilla, y otros ocho, trece años en total, para preparar la llegada de la Semilla Galáctica, 2013 Dominio de Arcturus, el cumplimiento del ciclo estelar de Valum Chivim, atestiguado por el agente especial Pacal Votan, para gloria del amor, Bolon Ik, y en nombre de la misericordia del plan divino de Dios, Telektonon, Cubo de la Ley, la imponente piedra parlante de la profecía.

Colofón

El hombre es uno. La Cultura es indivisible”.

Alberto Ruz, 1952, 12.17.0.0.0

 

Transcrito el día Semilla 12, Kin 64, Día 13 de la Luna Resonante

7 del Cubo del Guerrero, 0 Yax

Año Semilla Magnética Amarilla, Kin 144

Primer Año de la Profecía

 

Mono Espectral Azul

Tepoztlan, Morelos – México

 

LA RELIGIÓN DE LA VERDAD ES LA RELIGIÓN DE LA TIERRA

 

Debe preguntarse: ¿qué es lo que ayudará a la gente y

al mismo tiempo ayudará a la Tierra?

La religión de la Verdad y la religión de la Tierra

Deben ser una: la gente del libro reunida

con la gente del amanecer.

Esto sólo puede hacerse situándose

en un nuevo tiempo y común acorde con los ciclos

de la naturaleza y de la Tierra. Esta es la armonía

universal alcanzada a través del cambio al

calendario de 13 lunas de 28 días

La religión de la verdad es la religión de la Tierra.

La Tierra necesita una religión de la verdad que no sea

un dogma, no sea dinero, no sea secta y no esté definida

por fronteras, papeles o egoísmos de cualquier tipo.

Sólo la verdad satisfará a la Tierra. Si te preguntan:

¿De qué religión eres? Contesta:

Yo soy de la religión de la Verdad que es la religión de la Tierra.

El cambio al calendario de 13 lunas de 28 días

es un cambio fundamental. No es un cambio legislativo,

sino un cambio comandado por la autoridad divina

que trasciende y unifica todas las sectas y credos en un

gran lugar llamado Tierra.

El servicio planetario es la base del nuevo tiempo.

 

No te preguntes lo que puedes hacer por ti mismo, por tu religión o país,

sino qué puedes hacer por tu planeta. Se necesitan nuevos grupos

de servidores planetarios para trascender los dogmas del dinero, nacionalismo y cualquier tipo de sectarismo, que comprendan la naturaleza espiritual fundamental

y la Unidad divina de toda la creación.

La llamada es para todos los servidores planetarios, aquellos que puedan caminar juntos en una Onda Encantada de Servicio Planetario en nombre de la Tierra más allá del propio credo, secta, país o dogma de cualquier tipo, libres en espíritu, sin reconocer más autoridad que al ¡único espíritu divino de toda creación!

Servidores planetarios, magos de la Tierra; la Tierra está llamando a todos los magos para trabajar en una Onda Encantada de Servicio Planetario. La Tierra está reclutando ahora para la misión comenzando el año Mago Eléctrico Blanco, 26 de Julio 1995 DA, los servidores planetarios de la onda encantada en acción para la Tierra.

La religión de la verdad es la religión de la Tierra, un arco bastante grande para reunir a todas las naciones bajo el árbol floreciente de la divina revelación del tiempo,

trece lunas, 28 días, el sendero de la onda encantada del servicio planetario para la redención humana y la regeneración de la Tierra.

Armonía universal, unificación de todo en un tiempo común, paz en la Tierra cada día de cada año, trece lunas, 28 días ¡El tiempo es ahora!

 

En nombre de todos los kin planetarios

Día 2 de la luna Galáctica, kin 186

Segundo Año de la Profecía, Luna Lunar Roja

“La Victoria Fluye”

 

Descargar en PDF